sentencia manada

sentencia manadaEl Tribunal Superior de Justicia de Navarra, tras seis meses de deliberación, ha confirmado la Condena dada por la Audiencia Nacional de Navarra que imponía a los cinco acusados por violación grupal a 9 años de prisión por el delito continuado de abuso sexual con prevalimiento. Los hechos acaecidos fueron denunciados el 7 de Julio de 2016.

 

 

Diciembre 2018

La Sala declara la nulidad parcial de la Sentencia, revocando el criterio de la Audiencia en su apreciación sobre la acusación del delito contra la intimidad, del que fueron absueltos los dos acusados por la fiscalía ya que el tribunal consideró que existía falta de correlación entre la acusación y el contenido del auto de procesamiento, a lo que el Tribunal Superior estima que no se debe considerar impedimento procedimental ninguno para el enjuiciamiento por este delito.

El TSJ insta a la Audiencia de Navarra a que se pronuncie sobre las pretensiones de la acusación sobre el delito contra la intimidad, entendiendo que la Sala no puede entrar a enjuiciar en esta apelación dicho delito por lo que declara nula parcialmente la sentencia y ordena la devolución a la Sección Segunda de la Audiencia para que el mismo tribunal dicte sentencia sobre ello.

Otro de los puntos relevantes de la Sentencia consiste en la desestimación de la declaración de indefensión a causa de la presión mediática, invocada por la defensa. El tribunal considera que la publicidad a la par que un principio de ordenación del propio proceso constituye un derecho fundamental, el de información, articulado a través de la libertad de prensa.

En torno a la controvertida calificación del delito de abuso sexual el Tribunal Superior acompaña a la Audiencia en su criterio señalando que existe una sutil línea divisoria entre el prevalimiento y la intimidación, muy debatido por la jurisprudencia. Sobre esto la Sala apela al principio in dubio pro reo y recalca que el hecho de intimidación no se encuentra expresamente incorporada al relato de hechos probados, “Deducir la violencia o amenaza de expresiones dispersas a lo largo de la sentencia supondría una inferencia agravatoria”, concluye.

CategoryPenal
logo-footer