alcoholemia

alcoholemiaEl TC absuelve a una conductora al no poder acreditarse que el alcohol que había ingerido afectara a su conducción a pesar de dar positivo en el control. La Policía Local realizó un control de alcoholemia a una conductora, siendo positivo el resultado.

Sin embargo, el TC absolvió a la misma al estimar que la Audiencia Provincial valoró de forma irregular la afectación que dicha ingesta de alcohol producía en su conducción. Lo sorprendente es que a pesar de que el resultado diera positivo, la conductora fuera absuelta por el Juzgado de lo Penal número 2 de Valladolid. La sentencia se recurrió en apelación por Fiscalía y la Audiencia de Valladolid celebró una vista en la que no se practicó prueba nueva ni fue escuchada.

Control de alcoholemia: consecuencia final

Condena por un delito contra la seguridad de tráfico, con la privación del carnet de conducir por un año y un día y una multa de 3.760 euros. El Tribunal de garantías anula tal resolución estimando que la sentencia de apelación modificó los hechos probados dando una valoración nueva a las pruebas que habían sido aportadas contradiciendo así los principios de inmediación y contradicción y por tanto generando “la lesión del derecho a un proceso con todas las garantías”. De esta manera, el TC determina que ésto conlleva a su vez a una vulneración de la presunción de la inocencia de la mujer ya que según manifestó “la prueba personal indebidamente valorada fue esencial para llegar a la conclusión fáctica incriminatoria de modo que con su exclusión la sentencia condenatoria se ve privada de soporte constitucionalmente apto para enervar la presunción de inocencia.

CategoryPenal

© 2018 by JMA

logo-footer