Penal

PenalAlgunas de las novedades que se introdujeron sobre la reforma del Código Penal, fue ante los delitos de piratería, no tipificados hasta entonces, al contemplar una pena de hasta seis años de prisión para las conductas más graves cometidas por responsables de webs de enlaces. También se pretende dar una mejora penal a delitos de explotación infantil, con nuevas herramientas contra su pornografía y penas más duras ante comisión de delitos infantiles, detención ilegal o secuestro. Mencionar además, medidas contra la corrupción; agravando el atentado contra la autoridad, castigando la firma de contratos de servicios no útiles, sin contraprestación o de precio desorbitado, así como un año de cárcel o multa para los representantes legales o administradores de partidos políticos que no adopten medidas de vigilancia y control para evitar la comisión de delitos en su seno o de personas que no actúen con la debida diligencia. Además, incluimos la noticia con fecha del pasado junio, en la que en el nuevo Código Penal se pretende aprobar las personas con enfermedad mental son “sujetos peligrosos”, pero el anteproyecto de ley no explica cómo, cuándo ni quién determinará el grado de peligrosidad. De ésto algunos deducen que a partir de ahora, en cierto modo no serán los médicos, sino los jueces, quienes podrían controlar las enfermedades mentales. Además, José María Sánchez, presidente de la Confederación Española de la Agrupación de Familiares y Personas con enfermedad mental, ha asegurado que en otros casos cuando alguien cumple la pena, “según el artículo 52 de la Constitución, se supone que se reinserta y se recupera”. Los enfermos por tanto, protestan ante esto, ya que consideran que el nuevo Código Penal pretende criminalizarlos y aun cuando salgan de prisión seguirían bajo las autoridades, como si de terroristas se tratara, lo cual crea una gran reacción de crítica y descontento.

CategoryPenal

© 2018 by JMA

logo-footer