violencia géneroLas muertes producidas como consecuencia de la violencia de género ocupan lamentablemente gran parte de las noticias en nuestros días. Un último informe de la policía que trata sobre este tipo de asesinatos destaca que en la mayor parte de los casos, las denuncias que se habían presentado de forma previa por malos tratos, no estaban en situación de riesgo o que la peligrosidad era media o incluso baja, es decir, no alarmante ni con altos riesgos. Sin embargo, esto no determina que aunque este tipo de diagnóstico y situación no sean de peligro máximo o elevado, se deje de lado el hecho de tomar medidas policiales de control para la seguridad de la víctima denunciante, con independencia de si existe o no medida judicial de protección.

Se trata también de ampliar los campos de alcance y vigilancia, de tal modo que el Observatorio propone “la introducción obligatoria de las denuncias que no se interponen ante las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en el sistema de vigilancia VIOGEN, de modo que este contenga toda la información necesaria para la seguridad de la víctima”. Además se pide que se integren en el sistema los policías locales para que la víctima y todos los agentes implicados puedan estar informados a tiempo real de la situación del agresor. Otro punto a destacar es que, este tipo de delitos como sabemos, se cometen de forma habitual en la intimidad del domicilio y por tanto la declaración de la víctima adquiere una especial relevancia, de tal manera que se propone que ésta sea grabada durante la fase de la investigación. A su vez, se ampliará la formación para magistrados y jueces en este tipo de asuntos para una mayor eficacia.

Señalamos también uno de los aspectos en lo referente al retiro de la patria potestad cuando se trata de delitos graves. De esta manera, el agresor es conveniente que sea privado de la patria potestad como pena principal y no como accesoria. Además, propone estudiar la conveniencia de eliminar las circunstancias atenuantes de confesión y reparación del daño que se tienen en cuenta en delitos de violencia de género, “tras constatar que la reacción de confesar el crimen en estos supuestos obedece más a un componente de jactancia o reafirmación que al arrepentimiento”.

Ante todo siempre se trata de que la víctima recurra a los medios necesarios ante un maltrato o violencia sufrida para evitar males mayores e inevitables y a consecuencia de ello, que reciban la más eficaz asistencia y respaldo con el objetivo de poder hacer justicia.

1ª Visita GRATUITA. Llame ahora al 911 33 31 44

[trx_button type=”square” style=”global” size=”medium” fullsize=”no” icon=”icon-mail” popup=”no” bottom=”15″]PIDA CITA y consúltenos sobre cualquier asunto  que le pueda afectar. Le llamaremos a la mayor brevedad.[/trx_button]

 

© 2018 by JMA

logo-footer