conductorLa Sala Segunda del Tribunal Supremo anuló una sentencia firme dictada por el juzgado de Instrucción 1 de Alicante que condenaba a un conductor por un delito contra la seguridad de tráfico, cuando después el propio acusado demostró que no había perdido todos los puntos de su carnet, (como sí que se establecía en el fallo con su conformidad).

Las fuerzas de seguridad interceptaron al conductor mientras circulaba con su furgoneta. De este modo, los agentes lo pusieron a disposición judicial después de comprobar que no tenía permiso de conducir porque había perdido todos los puntos (aunque posteriormente se comprobó que dicha información era errónea y que efectivamente no había perdido todos los puntos).

El acusado se declaró culpable en un juicio rápido y dio su conformidad a una condena de 22 días de trabajos en beneficio de la comunidad.

Posteriormente, el mismo descubrió que en realidad no había perdido todos los puntos de su carnet en la fecha en la cual fue interceptado, por lo cual sí que estaba habilitado para conducir.

Así pues, el acusado logró hacerse con un documento de la Jefatura Provincial de Tráfico de Alicante que demostraba el error y con esa prueba presentó un recurso de revisión ante el Tribunal Supremo.

Tras esto, el Tribunal Supremo anuló la condena que en un principio estaba impuesta.

En el recurso de revisión, el condenado se acogió al artículo 954.4º de la Ley de Enjuiciamiento Criminal que alude a la posibilidad de revisar una resolución firme cuando después de ser dictada “sobrevenga el conocimiento de nuevos hechos o nuevos elementos de prueba de tal naturaleza que evidencien la inocencia del condenado”.

En su sentencia, la sección primera de la Sala de lo Penal del Supremo, considera que esa herramienta jurídica es totalmente aplicable al caso del conductor condenado.

El Supremo recuerda que el acusado ha presentado un documento de la Jefatura de Tráfico que acredita que en el momento de los hechos “no había sido privado de los puntos que le autorizan a la conducción de vehículos a motor, lo que constituye el presupuesto fáctico de su condena” y “debe ser tenido como hecho sobrevenido o elemento de prueba que evidencia que era atípica la conducta enjuiciada”.

Por tanto, se considera que efectivamente debe estimarse el recurso de revisión presentado y anular la resolución  que fue emitida, como adelantábamos en líneas anteriores,  por el Juzgado.

1ª Visita GRATUITA. Llame ahora al 911 33 31 44

[trx_button type=”square” style=”global” size=”medium” fullsize=”no” icon=”icon-mail” popup=”no” bottom=”15″]PIDA CITA y consúltenos sobre cualquier asunto  que le pueda afectar. Le llamaremos a la mayor brevedad.[/trx_button]

 

© 2018 by JMA

logo-footer