18236127_blog Además de otras modificaciones que han tenido lugar en anteriores ocasiones en lo referente a la reforma de la Ley de Tráfico, como en la que hicimos referencia en nuestro blog respecto al tema del casco en los ciclistas y el aumento del límite de velocidad en algunas zonas, a continuación trataremos algunos otros cambios referentes al tráfico, Circulación de Vehículos a motor y Seguridad Vial. Entre éstos, podemos destacar los siguientes aspectos: Sobre la tasa de alcoholemia, aumenta la sanción. Hasta ahora, estas sanciones impuestas a consecuencia de conducir bajo los efectos del alcohol eran de 500 euros, sin embargo, cuando la tasa permitida, se duplique o sea un hecho reincidente, la multa doblará la cantidad, siendo por tanto, 1000 euros. ¿Y si los conductores dan positivo en drogas? En este caso se aplicará la sanción de 1000 euros. Los detectores de radar, quedarán prohibidos, aunque los “avisadores” seguirán siendo legales. Con respecto a las autoescuelas y centros de reconocimiento médico, habrá mayor control y supervisión. Así como existirá la posibilidad de realizar restricciones por factores medioambientales y la proposición de cambio de luz luminosa en vehículos prioritarios, a luz azul. Ampliamos la información más detallada con respecto a estas modificaciones para mejor conocimiento de las mismas.

Drogas: La Ley prohíbe conducir con presencia de drogas en el organismo del conductor, quedando excluidas las sustancias que se utilicen bajo prescripción facultativa y con una finalidad terapéutica. Esta infracción administrativa está castigada con una sanción de 1.000 euros y la detracción de 6 puntos. Lo que no cambia es la conducción bajo la influencia de drogas, cuya vía es penal tal y como se recoge en el artículo 379.2 del Código penal. Alcohol: Se mantiene en 500 euros y la detracción de 4 a 6 puntos la infracción por conducir con tasas de alcohol superiores a las establecidas, Además, serán sancionados con 1.000 euros de multa aquellos conductores reincidentes, es decir, que ya hubieran sido sancionados en el año inmediatamente anterior por el mismo motivo; así como para aquellos conductores que circulen con una tasa que supere el doble de la permitida. Otro de los preceptos en vigor es la obligación que tienen no sólo los conductores, sino todos los usuarios de la vía de someterse a las pruebas de detección de alcohol y drogas, cuando se hallen implicados en un accidente de tráfico o hayan cometido una infracción. Inmovilización de vehículos: Se amplían los casos de inmovilización de vehículos, destacando el que hace referencia a la inmovilización que pueden realizar los agentes si no se dispone del dispositivo de retención infantil adecuado al menor que viaja en él. Uso del casco: Los menores de 16 años tanto conductores como ocupantes de bicicletas y ciclos deben llevar siempre puesto el casco, independientemente de la vía por la que circulen. Para los mayores de 16 años, la ley no cambia. Su uso es obligatorio sólo en vías interurbanas, aunque se recomienda su uso también en urbanas. Adelantamiento a ciclistas: Aunque ya lo recogía el Reglamento de Circulación, se eleva de rango normativo con el fin de reforzar la seguridad de los ciclistas, de modo que el vehículo que adelante a un ciclista deberá guardar una separación lateral mínima de 1,5 metros y podrá ocupar parte o la totalidad del carril contiguo o contrario. Está prohibido adelantar a un ciclista si dicha maniobra puede poner en peligro o entorpecer la marcha de los ciclistas, que circulen tanto en el mismo sentido como en el sentido contrario al vehículo que se va a adelantar. Detectores de radar: Queda expresamente prohibido usar detectores de radar, aparatos que rastrean mediante ondas la localización de los radares. El quebrantamiento de esta prohibición está tipificado como infracción grave lo que supone una sanción de 200 euros y la detracción de 3 puntos. Se mantiene también la prohibición de los inhibidores que son los que pueden anular o modificar el funcionamiento de los radares. Los que sí están permitidos son los avisadores, aparatos que cuentan con una base de datos con la posible ubicación de los radares. Atropello de especies cinegéticas: En los accidentes de tráfico ocasionados por atropello de especies cinegéticas con carácter general, la responsabilidad será del conductor del vehículo. Cuando el atropello del animal sea consecuencia directa de una acción de caza mayor, el responsable será el propietario del terreno y si es por falta de reparación del vallado o de la señalización, el responsable será el titular de la vía donde se haya producido el atropello. Nuevas infracciones: Pasan a ser infracciones la caída de la carga de un vehículo creando peligro para la seguridad vial; la realización de obras en la vía sin la comunicación previa a la autoridad responsable del tráfico; incumplir las condiciones de circulación de una autorización; impedir las labores de control de los centros de enseñanza y de reconocimiento de conductores y causar daños a la infraestructura debido al exceso de masa o dimensiones de un vehículo. Además de estas novedades, también están en vigor la posibilidad que tienen los agentes de no tener que notificar la denuncia en el acto, siempre y cuando el agente denunciante se encuentre realizando labores de vigilancia y control de tráfico y carezca de medios para proceder a la persecución del vehículo infractor. También se establece que los plazos de alegaciones de las denuncia y de pago de sanciones con descuento es de 20 días naturales.ley tráfico 1.

Estas reformas y modificaciones persiguen el objetivo de poder reducir los accidentes y de tener un mayor control del tráfico evitando que se violen las normas establecidas y una mayor seguridad vial para el bien de todos.

1ª Visita GRATUITA. Llame ahora al 911 33 31 44

[trx_button type=”square” style=”global” size=”medium” fullsize=”no” icon=”icon-mail” popup=”no” bottom=”15″]PIDA CITA y consúltenos sobre cualquier asunto  que le pueda afectar. Le llamaremos a la mayor brevedad.[/trx_button]

 

© 2018 by JMA

logo-footer