16860858_blog“La doctrina Parot es aquella cuya jurisprudencia se establece a partir de la sentencia del Tribunal Supremo de España, del día 28 de febrero del año 2006, por la que la reducción de penas por beneficios penitenciarios se aplica respecto de cada una de ellas individualmente y no sobre el máximo legal permitido de permanencia en prisión que, según el ya derogado Código Penal de 1973, es de 30 años. En 2008 esta doctrina fue modificada solo parcialmente por el Tribunal Constitucional de España en la llamada doctrina del doble cómputo penal. La Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, finalmente resolvió de forma definitiva en un recurso presentado por una condena de ETA que la aplicación de la doctrina Parot con carácter retroactivo vulneraba los artículos 7 y 5.1 del Convenio Europeo de Derechos Humanos”.

Ante la doctrina Parot:

Muchos manifiestan la injusticia que supone que alguien que ha asesinado a 20 personas pase los mismos años en prisión que otro que ha asesinado solo a una. Y con esto, queremos hacer referencia a la doctrina que estamos tratando, ya que en el año 2006 en España era lo que estaba sucediendo. Así pues, de esta forma, el Tribunal Supremo evitó que el terrorista de ETA, Henri Parot, fuera puesto en libertad. Y es así como se constituyó una doctrina jurídica que se ha conocido como Parot. (Hasta entonces había pasado once años en prisión, pese a que había participado de forma directa en el asesinato de 16 personas y entonces eso habría supuesto que su cumplimento entre rejas por asesinato habría sido menos de un año) lo cual resulta muy chocante e injusto. ¿Qué es lo que pasaba hasta ese momento? Los violadores, los asesinos, que habían sido condenados por el Código Penal de 1973, hasta la reforma de 1995, tenían un día de redención por cada dos días de trabajo y estos días eran descontados del máximo legal que una persona podía estar en prisión en España, es decir, 30 años.

¿Qué se establece a partir de este momento?

El Tribunal Supremo estableció que estas redenciones no fueran descontadas del máximo de 30 años que un preso podía estar en la cárcel, sino del total de la condena que se le había impuesto. Así, se aseguraba que los asesinos más peligrosos estuviesen al menos tres décadas en prisión. En marzo del año 2012 el Tribunal Constitucional avala esta doctrina.

¿Cómo entender la “doctrina Parot”?

Ejemplo práctico:Un condenado a 3 penas de prisión: una de 30 años, otra de 15 y otra de 10. Por tanto, en total está ante una condena de 55 años de cárcel, de los que cumpliría 30. (Recordamos que era el máximo permitido en el Código Penal de 1973), que incluso podría reducirse con una buena conducta o realizaba trabajos en la cárcel. Con doctrina Parot y sin la doctrina Parot

Con la doctrina: Sobre cada una de las condenas se aplica la reducción de los años de cárcel.1) Con la condena más larga y sobre ésta se aplica la reducción de las penas; si se reduce 10 años y cumplir por tanto 20 en prisión, empezaría a contar su segunda condena en gravedad (15 años) y sobre esa se le volvería a aplicar las redenciones que procedieran. Así con todas, hasta llegar a un máximo de 30, que eran los que podía pasar en la cárcel por el Código Penal de 1973.

Sin la doctrina: La reducción de los años de cárcel se llevaba a cabo sobre la pena máxima que podía cumplir en prisión. Tratando el mismo ejemplo que hemos puesto, (condenado: 30,15 y 10 años), sobre los 30 años se aplicaba la redención de las penas (antes de que saliera a la luz la “doctrina Parot”) Así, de esta manera con los mismos diez años de reducción, el preso en este caso habría salido en libertad tras pasar 20 años en la cárcel.

1ª Visita GRATUITA. Llame ahora al 911 33 31 44

[trx_button type=”square” style=”global” size=”medium” fullsize=”no” icon=”icon-mail” popup=”no” bottom=”15″]PIDA CITA y consúltenos sobre cualquier asunto  que le pueda afectar. Le llamaremos a la mayor brevedad.[/trx_button]

 

© 2018 by JMA

logo-footer